Historia y Fotografías

CUEVAS DE ZARRAGAMURDI-NAVARRA

Posted on Actualizado enn


Las cuevas de Zurragamurdi

“Sorginen Leizea” constituye un impresionante complejo cárstico superficial situado a menos de medio kilómetro de distancia del casco urbano de Zugarramurdi en dirección oeste, en el antiguo camino Zugarramurdi-Sara, que lo atraviesa parcialmente. La cavidad principal fue horadada por una corriente de agua, aún caudalosa en la actualidad, denominada la Regata del Infierno o “Infernuko Erreka” que la atraviesa conformándola como un amplio túnel cuyo eje se orienta de noreste a suroeste, alcanzando una longitud de 120 metros, y una amplitud de 22 a 26 metros en su extremo oriental y unos 12 metros en su salida o boca occidental, así como una altura media de 10 a 12 metros. El conjunto se completa con dos galerías más altas, de orientación similar a la galería principal, que se abren a la misma.

El nombre de este conjunto cárstico hace mención a las celebraciones paganas que tenían lugar en algunas de sus salas en la antigüedad y que, en el Proceso Inquisitorial de 1609 a 1614, fueron presentadas como prueba evidente de que en Zugarramurdi se desarrollaban actos donde se ejercía la brujería.

Formación de la cueva

Hace unos 130 millones de años, en el período cretácico, el mar cubría estos parajes y en sus profundidades se formaron las calizas arrecifales que aparecen en estas cuevas de Zarragamurdi, posteriormente cuando el mar retrocedió los ríos comenzaron a excavar las cuevas.

Al sur de Zarragamurdi se encuentran las montañas de Peña Plata y Aizpana formadas principalmente por arcillas y areniscas del Triásico. El empuje de estos materiales plegó y fracturó la roca caliza de la cueva. Numerosas fracturas y fallas delimitaron zonas de hundimiento y de resalte entre los que destaca el conjunto rocoso de estas cuevas.

Durante las últimas glaciaciones, el nivel del cercano mar Cantábrico sufrió importantes altibajos. Como consecuencia de ellos, la Regata Infierno, fue excavando progresivamente los diferentes niveles de su cauce.

Actualmente el arroyo continúa su labor. La roca caliza se disuelve y es desgastada por la fuerza mecánica de la corriente, formando las curiosas “marmitas de gigante”: cavidades más o menos circulares formadas en el fondo rocoso del arroyo, excavadas por el efecto de pulido y trituración de los cantos de piedra que giran en un conjunto de aguas rápidas.

Cueva del Akelarre

El origen de esta palabra está en este prado contiguo: se llama “Akelarrea” o “Prado del Macho Cabrío” en euskera. Aquí, al parecer, se juntaban las brujas y celebrarban sus akelarres. La bruja es, por un lado, un ser respetado y venerado, de poderes especiales. Pero, por otro lado, es un personaje que pacta con el diablo, (con apariencia de macho cabrío) y, además de participar en reuniones demoníacas, realiza males de ojo y maldiciones. Este aspecto desgraciadamente les dio fama: la persecución extendida en Europa contra ellas tuvo especial repercusión en este pueblo.

La brujería de Zurragamurdi ha pasado a la historia por el juicio del año 1610: El Inquisidor ALVARADO, tras descrubir en el pueblo a unas 300 personas “relacionadas” con brujería, envío a Logrono a las más sospechosas, 31  en total. En la acusaciones, inventadas y confensadas mediante torturas, se entrelazaban imputaciones basadas en las suspersticiones de la época, denuncias de vecinos envidiosos, males naturales (tormentas, pérdidas de cosechas, etc.), sin olvidar la posible existencia de antiguos ritos no desterrados por el cristianismo y que aún se conservarían.

Os dejo algunas fotografías, y os invito a adentraros en este misterioso y mágico lugar.

Texto: recopilación de páginas web.

Fotografía: Ana Casado

Cueva del Akelarre (las cinco primeras).  Cueva Mayor (las tres siguientes). Marmitas y arroyo (las últimas)

835 Cuevas de Zugaramurdi DSC_0835 834 Cuevas 'de Zugaramurdi DSC_0834 833 Cuevas de Zugaramurdi DSC_0833 832 Cuevas de Zugaramurdi DSC_0832 830 Cuevas de Zugaramurdi DSC_0830

822 Cuevas de Zugaramurdi DSC_0822 815 Cuevas de Zugaramurdi DSC_0815806 Cuevas de Zugaramurdi DSC_0806

Imagen3arroyo del infierno

CUEVAS DE URDAX-NAVARRA

Posted on Actualizado enn


Cuevas de Urdax o también llamadas cuevas de Ikaburu, situadas en la zona de Navarra conocida como Pirineos Atlánticos.

Estas cuevas son una gruta, recorrida por el río Urtxume, con numerosas ramificaciones que se abren en distintas y sorprendentes salas.
Son cuevas en formación desde hace varios cientos de miles de años gracias a la erosión del río Urtxume. Se trata de una gruta que se originó hace unos 14.000 años gracias a la continua erosión del río Urtxume

Se encuentran escondidas bajo los verdes prados de la Navarra cantábrica, en la localidad pirenaica de Urdazubi Urdax, y a pocos kilómetros de la costa y de la frontera con Francia. Una visita guiada por sus galerías permitirá descubrir un universo de estalactitas y estalagmitas, además de traer evocadores recuerdos de personajes de leyenda, guerrilleros y contrabandistas que las ocuparon en otras épocas.

Hace 20.000 años nada menos, el hombre habitaba ya estos montes, menos hospitalarios y acogedores que ahora, y muchas veces obligado a buscar refugio y seguridad en las grutas. Todavía era la edad del Paleolítico, se desconocían los instrumentos del metal (bronce, cobre o hierro), y era necesario (y obligatorio) fabricar con piedra tanto los utensilios domésticos como las armas para la caza y para la propia defensa.

La gruta de Ikaburu está considerada como el yacimiento prehistórico del Paleolítico Superior más importante de Navarra. Las numerosas investigaciones arqueológicas efectuadas en Urdax, en las que se hallaron buriles, hojitas de dorso, raspadores, arpones elaborados con sílex, una aguja de coser de hueso, restos de comida y restos de un enterramiento humano, demuestran que el hombre del Paleolítico habitó estas tierras desde hace 10.000 hasta hace 20.000 ó 30.000 años atrás.

Sirvió de escondite para contrabandistas o de refugio durante la Guerra de la Independencia y las contiendas carlistas. Y las leyendas locales cuentan que aún hoy es morada de las lamias, seres mitológicos mitad pez y mitad mujer. Desde 1965, es un atractivo turístico muy interesante para los amantes de la naturaleza.

Llaman la atención las raíces de los árboles de la superficie que se han colado en la cueva. Parecen cables artificiales, pero no, son raíces de árboles que parecen auténticas lianas. En algunos casos, estas raíces se han pegado y mimetizado con las rocas, muy erosionados, a diferentes niveles, por la fuerza y constancia de las aguas subterráneas, que con mucha paciencia, siguen esculpiendo la cueva de Ikaburua.

Destacan las enormes formaciones que sin llegar a ser columnas completas, cuelgan del techo y exponen su atractivo color al visitante. Son las coloquialmente denominadas ‘alcachofas’. ¿Qué peso tendrá una de estas?

Si tenemos que destacar algo es la paleta de colores que ofrecen las salas de la cueva, y la enorme variedad de formaciones concentradas en poco espacio, prácticamente a lo largo y ancho de toda la cueva. Queda por tanto certificado el arte escultórico y la finura y perfección del arduo trabajo realizado durante miles de año por el río Urtxume, otorgando a las cuevas de Ikaburu una belleza y riqueza concentrada inusitada, erigiéndola en uno de los tesoros geológicos subterráneos de Navarra.

 Cuevas de Urdax-3Cuevas de Urdax-1 Cuevas de Urdax-2

Cuevas de Urdax-4

Esto es sólo una muestra de lo que os podéis encontrar si vistáis las Cuevas de Urdax. Os invito a que descubráis el resto.

Espero y deseo que disfrutéis tanto, como lo he hecho yo. La Naturaleza es sabia y nos muestra en estos rincones incomparables, la grandiosidad de sus acciones.

Texto: diferentes web sobre Navarra

Fotografía: Ana Casado

Para visualizar las fotografías a mayor tamaño, haz click sobre ellas